Documento sin título


Todas las cosas vivas de este mundo tienen estrecha relación con los “aniones” (iones negativos).

Bajo circunstancias normales, las moléculas o los átomos del aire son neutrales. Debido a la ionización natural causada por los rayos cósmicos, los rayos ultravioletas, la micro radiación, los relámpagos, truenos y otros factores, algunas moléculas del aire perderán electrones que se combinarán con otras moléculas cargándolas negativamente. Éstos son los iones negativos en el aire. Son incoloros, inodoros y tienen una alta capacidad para absorber partículas microscópicas en el aire, como polvo y bacterias.

Los aniones en el aire son tan importantes como las vitaminas en el alimento y se le dan nombres tan agradables como “la vitamina del aire”, “el elemento de longevidad”, “el limpiador del aire” y otros.

Los aniones son de gran importancia en la salud humana.


Efectos del Anión

Sus efectos no deben ser subestimados. Pueden generar una capacidad extraordinaria de absorción de polvo, partículas, bacterias y virus que tienen carga positiva y los neutralizan. Pueden penetrar en las células de las bacterias y eliminarlas. Más aniones en el aire significan pocas bacterias y cuando la concentración de aniones alcanza cierto nivel, el número de bacterias es reducido a cero.


Beneficios del Anión




Estudios Científicos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha especificado que la densidad de aniones en el aire no debe ser menor a 1.000 por cc. En ciertos ambientes (tales como las áreas montañosas), los habitantes están libres de la contaminación y viven más tiempo. Esto esta profundamente relacionado con la abundancia de aniones en el aire.

Pero el número de aniones en cada centímetro cúbico (cc) de aire es de:

- 40 a 50 en el área residencial urbana.
- 100 a 200 en el área urbana.
- 700 a 1.000 en el campo.
- más de 5.000 en el valle.

Una baja cantidad de aniones en el aire puede afectar la salud humana. Si el aire tiene muy pocos aniones, el cuerpo humano desarrollará síntomas tales como fatiga, vértigo, jaqueca, depresión y dificultad de respiración, los que se verían aliviados rápidamente si el aire se incrementase a 1.200 aniones por cc. Si la densidad del anión alcanza 1.500 por cc mejora incluso el estado de ánimo y la gente trabaja con una mayor eficacia. Por lo tanto, la densidad de aniones es un factor esencial para la salud humana y la longevidad.

Los efectos positivos de los aniones en la salud han llamado la atención de autoridades sanitarias de todo el mundo.